Avances

En los últimos años ha habido eventos de magnitudes catastróficas que han impactado a diferentes regiones de México y del mundo es por eso que los productores hemos tomado conciencia de la importancia de estar asegurados para dar continuidad a nuestra producción e incluso la sustentabilidad de nuestras familias.

Nuestra gestión de riesgos ha logrado sinergia con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) que ha permitido desarrollar esquemas de aseguramiento para los riesgos que afectan a la producción ganadera e incluso tener un esquema de protección para los propios productores.

El uso eficiente de recursos fiscales asignados al seguro agropecuario a través de las Secretarias de Estado señaladas ha permitido crear instrumentos de protección integral para las unidades de producción, teniendo a la fecha “cobertura universal” para el ganado, las abejas, las instalaciones ganaderas y los pastizales, de más de un millón de productores de todo el territorio nacional.

Los seguros para riesgos climáticos tienen apoyo de la SAGARPA, que a partir del último tercio del año 2016 incorporó un nuevo seguro, el Seguro de Protección al Productor, para los ganaderos con 60 o menos Unidades Animal (UA) en sus unidades de producción, este seguro responde a una demanda de los productores y esperamos en los años próximos fortalecer la operación de vida con más y mejores productos de aseguramiento.

De la SHCP se recibe apoyo para la adquisición de seguros ganaderos que protegen la presentación de enfermedades endémicas o exóticas en el país.

El Seguro de Ataque por Depredadores es cubierto por el fondo social del Fondo de Aseguramiento de la CNOG, no se recibe subsidio del gobierno federal.

Las renovaciones anuales de los sistemas de protección han ido presentando mejoras a través del tiempo en sus Condiciones de Aseguramiento para una mayor cobertura de riesgos de acuerdo con la magnitud de los eventos de riesgos actuales, sobre todo climáticos, geológicos y enfermedades emergentes, para protección del patrimonio de los ganaderos de México.

El esquema de administración de riesgos de la CNOG ha trascendido como un modelo exitoso y manteniendo altos estándares ante el mercado internacional de los reaseguradores donde juega un papel muy importante, por lo que han despertado interés de réplica en otros países, ya que dan respuesta a riesgos actuales que pueden afectar a la producción ganadera.

Los beneficios que hemos logrado los ganaderos organizados de México a través de los Fondos de Aseguramiento es proteger nuestro patrimonio, prevenir la diseminación de enfermedades exóticas y epizoóticas propiciando la notificación inmediata de estas, prever la descapitalización ante la presentación de catástrofes naturales, reducimos los costos de aseguramiento debido al volumen de operación, obtener el beneficio del subsidio federal a las cuotas de aseguramiento y complementan operaciones crediticias.

Además, las autoridades de Fomento Ganadero y Salud Animal propician un instrumento de administración de riesgos catastróficos con capacidad de respuesta para atender la presión social, sanitaria y financiera que se genera ante la presentación de catástrofes que afectan a la ganadería nacional, fomenta la notificación inmediata de enfermedades exóticas, por la certeza del productor de que será compensado en sus pérdidas y el inventario de animales asegurados y el registro de los siniestros ocurridos genera información fundamental para la toma de decisiones.

En la actualidad nuestra organización cuenta con diez tipos de seguros para la protección de los ganaderos del país.